6 de mayo de 2010

El desacato y la contradicción de prohibir "Las mil y una noches" en Egipto

La Inquisición ha llegado a Egipto. Si bien ya llevan tiempo actuando y gastando más de mil y una "bromas pesadas", hoy quieren prohibir el libro de Las Mil y Una Noches en Egipto por resultar "pornográfico". La noticia  ha causado revuelo entre los intelectuales egipcios que se oponen a que un grupo de abogados logren salirse con la suya en este caso de Hiba.

La Asociación de Abogados sin Restricciones -tal y como se hacen llamar este grupo de abogados islamistas- presentó una denuncia alegando que el libro mencionado "ofende a la decendia pública", pidieron la confiscación del libro en el territorio nacional y la encarcelación de los editores de la Autoridad General de Cultura.

Los casos de Hiba han ido creciendo a pasos agigantados en Egipto. Se trata de un procedimiento judicial que permite a los ciudadanos  alegar en contra de cualquier persona que haya insultado a la religión musulmana. Muchos son los que luchan en contra de esta práctica que está siendo utilizada como instrumento censor para los islamistas más radicales. Esta vez, la querella contra un libro de carácter histórico ha pisado fondo y está provocando declaraciones por parte de todos los agentes públicos. El mismo presidente se ha posicionado en contra de esta prohibición, al igual que ANHRI, la red de derechos humanos egipcia, que ya lleva largo tiempo trabajando para la eliminación de la práctica de Hiba.

1 comentario:

Yassin dijo...

Los radicales islamistas tienen todo el derecho del mundo a quedar en ridículo y dar pena en todas las ocasiones que quieran, en todas a poder ser.. reclamo para ellos ese derecho fundamental.

A parte de esto y dejando clara mi alergia al verbo "prohibir".. Las mil y una noche es un libro horrible, orientalista, asqueroso, fábrica de topicazos lamentables..