28 de junio de 2008

Refugiado y sin pasaporte

Hoy me ha tocado hacer cola para actualizar mi pasaporte con el visado que me permita estar en Egipto unos meses más antes de la visita a España. Mientras esperaba de pie y hablaba con mi compañera de trabajo (y amiga), una vasca que ha estado viviendo por estos lares alrededor de cinco añazos, observaba con detenimiento a 'mis iguales'. Digo esto porque, a vistas burocráticas, cuando se trata de echar el sello creo que todos sentimos esa mieditis de no ser aceptado por más tiempo en ese país (por X razones) o, simplemente, por la condición de ser inmigrante.
Así pues, veía pasaportes verdes sudaneses que son sin duda los más entre la inmigración de este país, pero hoy sobre todo habían palestinos. Y las dos nos hemos quedado pensativas, mirádolos... y hemos pensado lo mismo: "¡Qué triste es tener que estar sellando toda tu vida!".

En Egipto podemos encontrar refugiados de más de 35 países diferentes. Los palestinos conforman la mayor comunidad en el mundo que no tiene un Estado. Se calcula que en Egipto son alrededor de 50.000 los palestinos refugiados, pero claro, lo que yo ví esta mañana no era un pasaporte como dios manda... no... era el llamado Documento de Viaje para Refugiados, que es lo que les ofrecen países como Egipto, Líbano, Iraq o Siria. Lo que significa que no tienen derechos plenos como ciudadanos y, con conflictos políticos de por en medio, pueden llegar a perder muchos de los derechos (salud, educación...) que garantizan una vida digna. Solo Siria mantiene vivo ese carácter que pretendía el dichoso protocolo de Casablanca (1965) para el tratamiento de refugiados palestinos en países árabes.

La UNRWA, la Agencia de las Naciones Unidas encargada de velar por estos refugiados en el Cercano Este, es una de las pocas instituciones que va pasando lista y tratando de mantener el principio de los Derechos Humanos antes que la política y los intereses económicos.

Claro que, existen muchos campos de refugiados pero no creo que en la franja de Gaza sea el mejor sitio para vivir. Sobre todo si no hacen más que bloquear -ahora viene siendo hace dos años- el paso de alimentos y fuentes de energía que hace que, por ejemplo, los hospitales se queden sin electricidad. ¿Se imaginan?

Y, si de bloqueos hablamos, pensemos... ¿Qué ha sido de esos estudiantes palestinos en el extranjero que volvieron a casa (a los territorios Palestinos) por Navidad? Pues que muchos no han podido terminar este año sus estudios, debido al bloqueo.

Artículo también publicado en:
http://www.mundoarabe.org/refugiado_y_sin_pasaporte_isable.htm

3 comentarios:

itxa dijo...

Con el último párrafo me refiero a los centenares de estudiantes que al finalizar el periodo de vacaciones no pudieron volver a salir del país. Algunos tienen becas de Fullbright o de Erasmus Mundus, pero con el bloqueo no les está permitido marchar y se quedan en casa frustrados... Os recomiendo esta noticia:
http://ap.google.com/article/ALeqM5iCpjesPzJZ4qEMbz-Pc5v10LAljAD915B9Q80

Dei dijo...

Tienes un blog, muy interesante. Hace algunos días que entro a leer y seguro que lo seguiré haciendo. Tener una corresponsal en oriente medio a la disposición de uno es un privilegio.

Gracias.

Zinar Ala dijo...

Según mis informaciones,Los kurdos son el mayor pueblo sin estado del mundo. La población kurda está repartida entre Turquía (22 millones), Irán (10 millones), Irak (6,5 millones), Siria (2 millones), Aremnia y Georgia (1 millón), y más de un millón en la disapora.varias estádisticas hablan de una cifra de 30 hasta 50 millones, pero todavía no existe una estadíistica fiable por la dificultad de contar los kurdos en tres países como Turquía, Irán y Siria.