18 de junio de 2008

Siria (Cap 3). Las mil y una dunas


Salgo de Damasco en autobús dirección a Palmira. Seguimos la pista esteparia dirección Bagdad. Y me acuerdo de mi amigo Greg que acaba de mudarse a Amman para trabajar en las Naciones Unidas organizando las elecciones en Irak... buena suerte amigo. Siempre le he visto futuro de peace-keeper.

No sé si dispondré de tiempo suficiente pero es tremendamente fácil visitar otros países desde Siria. A cuatro horas desde Damasco, Beirut, la capital del recién castigado Líbano, a otras cuatro horas aprox Amman, capital de Jordania...


Sigo en el bus, viendo una peli americana de la que no termino de pillar el hilo por los continuos cortes, 'hachazos de censura', que se han trabajado los señores de este país (igual que pasaría si estuviera en Egipto, pero bueno). Recuerdo que una vez me dije "quitaría todas las escenas románticas empalagosas de las películas de acción". Ahora que las veo sin ellas, la verdad, no son lo mismo y no consigo encontrar lógica alguna en el guion. ¡Qué importancia tienen estas escenas para seguir la historia! Es como la importancia que tiene continuar descubriendo sin sorpresa de los locales los mil y un 'cortes' que tienen sus vidas en este rincón del 'Sham' donde prospero la historia de amor de las Mil y una Noches.

1 comentario:

Luis dijo...

Me gusta este viaje por Siria que nos acercas. Un abrazo.